Restauran y reinstalan imagen de la virgen María al ingreso de Los Ángeles

La icónica figura volvió a ser instalada durante la mañana de este lunes.

Fueron semanas en que poco y nada se supo acerca de ella. La ya clásica figura de la virgen apostada a la entrada de Los Ángeles, había sido sacada de su lugar, hasta que por fin este lunes volvió al lugar que la ha cobijado por 10 años.

Cabe recordar que tras una nota de diario La Tribuna FinDe la imagen había sido llevada a restaurar, por lo que luego de casi un mes volvió a su sitio.

El párroco de la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Gustavo Valencia comentó que “nosotros ya en junio habíamos pedido la autorización o más que eso le habíamos pedido a la municipalidad si nos podía ayudar con el traslado de la imagen a la parroquia y en tiempos de invierno no se puede hacer, en agosto recibimos el primer presupuesto del pintado, pero después buscamos personas de acá de Los Ángeles para que lo pudiesen hacer”.

Fue en ese intertanto que La Tribuna FinDe hizo una nota evidenciando lo mal que se encontraba la figura.

“Nosotros nos habíamos dado cuenta, por lo que la nota que se hizo en el diario, fue un aliciente más para poder trabajar en la imagen. Hemos tenido la ayuda de muchos laicos, también del concejal Víctor Salazar que se preocupó de conseguir camiones que pudieran hacer este trabajo”, dijo.

Asimismo, Valencia aprovechó la oportunidad para pedir al municipio que pudiesen arreglar las luces de la imagen y es que dos de las tres luces que la iluminan durante las noches están apagadas y son precisamente los focos que apuntan a la cara de la virgen.

Del mismo modo, comentó que “lo primero que se hizo fue limpiarla, tenía humo de smog por estar justo aquí en el centro (de la carretera), se le pasó agua a presión y después se le hizo una capa de macilla, donde se fueron restaurando los lugares que no estaban bien. Esta es una imagen que es de fibra de vidrio, pero tiene un peso bastante considerable”.

Tras ello, destacó que se pintó de blanco la figura para luego pintar cada lugar con su respectivo color: el manto azul, rosado el vestido, la aureola y la piel.

Fue casi un mes de intenso trabajo, aunque Valencia declaró que “por tratarse de pintura de auto, había que esperar que hubiera buen tiempo, se trabajó a la intemperie y de hecho esta última semana, casi todos los días en algún momento llovió, entonces había que esperar todo un día donde no haya llovido y después que supiéramos que venía un buen día para hacer algunos de los trabajos”.

En ese sentido, explicó que por la lluvia se pudo haber hecho los trabajos de forma mucho más rápida y detalló que “esto se dio, primero porque no teníamos los recursos y después de la ayuda que nació de muy linda forma de parte del alcalde”.

 UN ÁNGEL PARTICULAR

Dentro de la figura de la virgen María la acompañan dos ángeles, con la particularidad de que uno de ellos esta vez es de tez morena. En ese sentido, el padre Gustavo Valencia sostuvo que “esto lo ven ustedes con lo que pasa hoy en día con los migrantes, pero hay una canción antigua que decía ‘pintor que pinta iglesias, píntame angelitos negros, porque también se van al cielo esos negritos buenos’, así más o menos decía la canción, es por eso y porque hay migrantes y de hecho hay un sacerdote de tez negra y ahí dijimos que es bueno mostrar la pluriculturalidad de nuestra diócesis”.

INSTALACIÓN

Instalar la figura no fue cómodo y es que debe quedar puesta sobre el pilar que contiene un fierro que atraviesa la figura y por lo mismo, colocarla en su sitio con una grúa no fue fácil.

Luego de prácticamente una hora, siendo las 10:15 horas por fin se logró instalar la virgen en su sitial para posteriormente atornillarla y quitarle las bolsas que la envolvían.

Así, se dio por finalizada la etapa y ahora sólo queda esperar una corona que sería puesta en el mes de diciembre.

Por Sebastián Díaz, La Tribuna

Comparta esta noticia...