Fabrizio Ferretti Zañartu aceptado como candidato a las Sagradas Órdenes

Mons. Bacarreza aceptó oficialmente como candidato al sacerdocio al seminarista oriundo de la comunidad de Parroquia Santa María de la Iglesia.

El pasado miércoles 26 de diciembre de 2018, a las 19:30 horas,  con una celebración Eucarística, en la Parroquia Santa María de la Iglesia se llevo a efecto el Rito de Admisión a las Órdenes Sagradas del seminarista Fabrizio Carlo Ferretti Zañartu, quien esta en su quinto año de seminario, específicamente cursando el  segundo de teología, estudios que realiza en el Seminario de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción.

La celebración fue presidida por Monseñor Felipe Bacarreza Rodríguez, Obispo de Santa María de Los Ángeles. Concelebraron los Padres Alfonso plaza, Álvaro Martínez, Pedro Mieres y Darío Ditus. También participó el diácono Iván Gatica. A ellos se sumó la compañía de la familia Ferretti Zañartu, junto a fieles y amigos de la Parroquia Santa María de la Iglesia, de donde es originario y en este momento cumple su año pastoral.

Fabrizio en su tiempo de discernimiento en búsqueda de su vocación participó en los grupos de Scout por ocho años y sigue siendo miembro del movimiento JUPACH. También en tiempos de su cercanía con la parroquia participó en misiones y fue catequista de confirmación.

Con este rito Fabrizio ya es admitido como candidato a las Órdenes Sagradas y toda la Diócesis de Santa María de Los Ángeles se compromete a acompañarlo con la oración.

 

Sobre el Rito de Admisión

«El rito de Admisión a las Sagradas Órdenes se realiza cuando consta que el propósito de los aspirantes ha alcanzado la madurez suficiente, apoyado en las dotes necesarias; a juicio tanto del candidato, quien lo manifiesta públicamente en este acto, como de la Iglesia, quien en la persona del Obispo acepta la petición de admisión. La Iglesia acoge la respuesta generosa de sus hijos que deciden entregarse al servicio de Dios y de los hombres, invitándoles a acoger las mediaciones formativas delegadas para este fin».

Tal como lo establece el Derecho Canónico en su canon 1034  § 1.  “Ningún aspirante al diaconado o al presbiterado debe recibir la ordenación de diácono o de presbítero sin haber sido admitido antes como candidato… con el rito litúrgico establecido, previa solicitud escrita y firmada de su puño y letra, que ha de ser aceptada también por escrito por la misma autoridad”.

Comparta esta noticia...