Niños del Movimiento JUPACH participaron de la bendición de sus corbatines

El pasado 24 de junio un grupo de niños vivieron la bendición de sus corbatines como parte del proceso de formación del Movimiento que nació en la Diocesis de Santa Maria de Los Angeles. 

En el Templo parroquial de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Los Angeles se realizó la bendición de corbatines del Movimiento JUPACH, actividad que tuvo lugar el día domingo 24 de junio. Fueron 68 niños y jóvenes que participaron de la bendición de sus corbatines junto a 12 dirigentes. La celebración fue presidida por el Padre Gustavo Valencia FDP, párroco de la comunidad y acompañado del Diácono Ricardo Coronado.

JUPACH significa Juventud Parroquial Chilena y ya cuenta con más de 45 años de vida en distintas comunidades, manteniendo presencia en distintas zonas de Chile, teniendo su origen en la Diócesis de Santa María de Los Angeles.

“Somos un Movimiento juvenil que trabaja al servicio de niños, niñas y adolescentes; nos reunimos semana a semana en torno a una comunidad parroquial utilizando el juego y la oración como las herramientas que nos permiten crecer y ayudar a quienes participan de los encuentros semanales, a desarrollarse integralmente como personas y también ayudarles a llegar a ser cristianos comprometidos con el estilo de vida que Jesús, nuestro Hermano Mayor, quien  se nos da a conocer por medio del Evangelio” destacan sus integrantes.

“Jugar bien, es vivir bien” con ello el movimiento busca plasmar dentro de sus comunidades que, tal como un niño se muestra libre, transparente y alegre al jugar, todos puedan dar reflejo de ello en acciones concretas dentro de sus vidas.

Al interior de la comunidad de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro se valora la presencia de este movimiento ya que los consideran como una real presencia de Dios y se sienten bendecidos con la presencia de estos niños y sus familias, que dan vida la sede parroquial. 

 

Fotografías de Sergio Seguel

 

Comparta esta noticia...