Invitan a empresas de la zona a aportar para olla común de la Pastoral Social

Iniciativa solidaria comenzó a funcionar el lunes pasado en el sector Santiago Bueras de Los Ángeles y entrega cerca de 100 raciones de alimento a las familias más afectadas por la crisis económica ocasionada por el coronavirus.

Partieron con 60 raciones, después fueron 80 y ahora ya totalizan 90. Desde que el lunes comenzó a funcionar la olla común en el colegio Juan Pablo Segundo, sector Santiago Bueras de Los Ángeles, si hay algo que se ha incrementado con el correr de los días ha sido la demanda por más almuerzos.

Es que la creciente necesidad de comer se convierte en urgencia para decenas de familias que, sin fuentes de trabajo, no tienen forma de procurarse el alimento diario.

Ese sector de la ciudad es uno de los más populosos y también uno de los más golpeados por la crisis económica ocasionada por la pandemia del coronavirus. Cada día vez se conoce de más familias que deben estirar el presupuesto para tener las tres comidas diarias pero que muchas veces, ni siquiera así alcanza.

Y es ahí donde tiene cada vez más importancia la olla común gestionada por la Pastoral Social y Cáritas, dependientes de la Diócesis de Santa María de Los Ángeles con la colaboración de la junta de vecinos del sector, cuya misión de identificar a los vecinos más afectados por la necesidad de alimentos.

Y así, desde el lunes, a contar de 12:30 horas, llegan las personas provistas de envases y ollas de distintos colores y tamaños para buscar sus raciones. El menú ha sido variado y reponedor: uno día fue arroz con huevo, al siguiente fueron porotos con riendas, ayer hubo puré con longanizas. Todo se complementa con una porción de pan, ensalada y postre.

Justamente cuando estaban preparando el puré con las longanizas, llegó el obispo Felipe Bacarreza quien realizó una bendición de los almuerzos que estaban disponiendo para la jornada de ayer.

APORTE DE EMPRESAS

Hasta ahora, según explica el padre Gustavo Valencia, la olla común se ha levantado con el apoyo de personas que hacen llegar sus colaboraciones en alimentos, además de los aportes de algunas empresas.

Sin embargo, debido a la certeza que la demanda se incrementará con el tiempo, el sacerdote abogó por un aporte más sostenido, particularmente de las empresas de la zona que están en condiciones, de tal forma de mantener y ampliar la cobertura de esta acción solidaria.

Recordó que para apoyar esta olla común, las colaboraciones se reciben en la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (Colón 1226, pasado la calle Orompello), cuyas oficinas están abiertas de 9 a 13 horas y de 15 a 18 horas. El teléfono de contacto es el 940416607.

Los aportes en dinero se pueden realizar a la cuenta corriente de la Pastoral Social, que es la 0210332-51 del Banco Scotiabank.

Fuente: Diario La Tribuna

Comparta esta noticia...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *