En La Catedral de Santa María de Los Ángeles se celebró el día nacional de la solidaridad

La celebración fue presidida por el obispo diocesano Felipe Bacarreza, para recordar la memoria de san Alberto Hurtado Cruchaga.

Tomando todos los resguardos y de acuerdo a la norma impuesta por la autoridad sanitaria, se efectuó la una Eucaristía en conmemoración del día nacional de la solidaridad.

El obispo de la ciudad de Los Ángeles comenzó la celebración destacando que san Alberto Hurtado “inspiró en nuestra patria un gran movimiento de caridad y solidaridad con los más necesitados que, en estos tiempos de pandemia, ha tenido que inventar formas muy diversas para llegar a ellos”.

A la luz del evangelio de Mateo, el obispo diocesano manifestó que el santo chileno hizo lo que dice la escritura: “nosotros hemos dejado todo y te hemos seguido”.

Al dar a conocer las características del padre Hurtado, el prelado dijo que “el santo, a la edad de cuatro años quedó huérfano de padre y con su madre se trasladó hasta Santiago a casa de parientes donde pudo estudiar en el colegio San Ignacio con una beca y le fue muy bien en todos los estudios hasta llegar a recibirse de abogado, teniendo por delante un futuro promisorio en el mundo, pero el abandonó todo para entregarse a Cristo, tal como dice el evangelio leído en la ocasión”.

“El padre Hurtado era un hombre de mucha oración, de oración profunda”, continuó el obispo “y la otra dimensión del santo era su entrega por los más pobres, en quienes veía a Jesucristo y que afectivamente llamaba sus patroncitos”.

Finalizada la eucaristía el obispo Bacarreza entregó una caja con mercadería a una familia venezolana, los que agradecieron esta entrega.


Actividad solidaria

En Los Ángeles hay un comedor fraterno, el que atiende diariamente a más 70 personas en situación de calle y que depende directamente del obispado de Los Ángeles a través de la Pastoral Social Caritas. Junto a este se desarrollan otros 2 comedores, ubicados en los extremos de la ciudad. En el sector norponiente se encuentra la olla solidaria que entrega más de 130 almuerzos diarios destinado a las familias que no cuentan con trabajo, los sábados y domingos estas personas son atendidas por la parroquia San Juan Bautista. En tanto en el sector sur, la parroquia Santiago Apóstol, también levantó un comedor los días lunes, miércoles y viernes, atendiendo a más 300 personas.

Otras actividades que realizan son en las parroquias del Perpetuo Socorro, donde funciona una panadería solidaria que abastece a los comedores y con almuerzo solidario para 25 personas; los domingos a personas en situación de calle donde se entrega almuerzo a 70 raciones de alimentos. Y la parroquia Sagrada Familia distribuye almuerzos en forma de Delibery a los vecinos de su sector.

Fuente: Radio Regina Coeli

Comparta esta noticia...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *