Pastoral social y Caritas diocesana entregó canastas familiares

La ayuda fue posible gracias a aportes de Banco Santander y Techo Chile.

Desde que inició la pandemia por COVID-19 los comedores solidarios han sido parte fundamental dentro en la entrega de ayuda solidaria en la comunidad angelina.

Los principales beneficiarios de los comedores solidarios han sido personas en situación de calle, adultos mayores, migrantes, personas en situación de vulnerabilidad social, entre otros.

Tras la crisis económica arrastrada principalmente por la pandemia, Pastoral Social de la Diócesis de Santa María de Los Ángeles con la colaboración  de la Junta de Vecinos de la población Córdoba dio inicio al comedor San Juan Pablo II, con el objetivo de entregar alimentación diaria aquellas personas que se encontraban atravesando una dura realidad. 

Sin embargo, el retroceso de la comuna de Los Ángeles a cuarentena total y el aumento en las medidas restrictivas ha provocado una interrupción en las funciones de este comedor, lo que impidió su funcionamiento y entrega de la alimentación.

En respuesta a esta problemática el pasado 12 de enero de 2021, la Pastoral Social; con un aporte realizado por Techo Chile, en conjunto con el Banco Santander se pudieron entregar 1 kit de alimentos. Esta ayuda fue dirigida a 23 familias usuarias del comedor solidario, todos ellos son grupos familiares que se encontraban en situación de vulnerabilidad.

Esa tarde llegaron al lugar, en las inmediaciones del ex colegio Juan Pablo II, ubicado en calle Córdoba 767, Los Ángeles, las familias beneficiarias de los almuerzos solidarios y esta vez con una canasta familiar. La distribución se desarrolló bajo las medidas sanitarias y de seguridad correspondientes a la contingencia sanitaria.

Comparta esta noticia...