Padre Álex Zapata Sandoval es el nuevo párroco de Santa María, Madre de la Iglesia

El sacerdote asumió sus nuevas labores luego de ser nombrado por el Obispo del lugar para animar a las comunidades de la Parroquia de Santa María, Madre de la Iglesia

El Pbro. Álex Mauricio Zapata Sandoval asumió de manos del Obispo Mons. Felipe Bacarreza el gobierno pastoral de la Parroquia Santa María Madre de la Iglesia en la celebración eucarística del domingo 12 de diciembre, a las 11:30 horas. Concelebraron con el Obispo el Pbro. Darío Dittus Munita, que dejaba el cargo de párroco, el Pbro. Mauricio Zapata, que asumía su misión de párroco en esa Parroquia, y el Pbro. Bruno Guaico, párroco de la Inmaculada Concepción de Antuco. Participó una numerosa asamblea de fieles.

La celebración estuvo atravesada por «sentimientos encontrados». Por un lado, se tenía la alegría de recibir al nuevo párroco; pero también se sentía la pena de la despedida del Pbro. Darío Dittus que apacentó esa porción del pueblo de Dios durante 24 años, con gran entrega y celo pastoral. La celebración comenzó con la lectura del Decreto 277/2021, de fecha 18 de noviembre 2021, que comienza exponiendo los motivos de la determinación episcopal: «Vista la renuncia del párroco Pbro. Darío Dittus Munita, por motivos de salud, presentada personalmente el 17 de noviembre de 2021, con carta de la misma fecha, nombramos párroco de la Parroquia Santa María, Madre de la Iglesia del Decanato Ciudad, Diócesis Santa María de los Ángeles, y Representante Legal de la misma a partir de la fecha de hoy al Revdo. Pbro. Alex Mauricio Zapata Sandoval, del Clero de la Diócesis de Santa María de los Ángeles».

El padre Darío fue ordenado presbítero por Mons. Adolfo Rodríguez Vidal, actualmente «Siervo de Dios», el 17 de diciembre 1993 y, después de un breve período de cuatro años en la Parroquia San Diego de Alcalá, fue nombrado párroco de Santa María Madre de la Iglesia el 24 de noviembre de 1997. En su carta de renuncia expresa el dolor que siente de dejar esa Parroquia, viendose obligado a hacerlo por el bien de los fieles, a causa de su salud debilitada. Mons. Bacarreza leyó parte de esa carta: «Creo que ya es tiempo de ser humilde y reconocer y aceptar con resignación que ya no soy capaz de continuar, por el bien de la comunidad, ya que creo que está sobre el bien propio. Es por eso que he llegado a la convicción, por cierto, muy dura para mí, de que debo dejar el ejercicio de párroco. Debo reconocer que es con profundo dolor. Pienso que este dolor es más fuerte que el dolor físico que padezco, que me afecta en mi desplazamiento, en mi desempeño pastoral e, incluso, en el tomar decisiones. De acuerdo a lo expuesto, es que le solicito que acepte mi renuncia a la responsabilidad de párroco…». El padre Darío sigue siendo el Penitenciario y, en la medida de sus fuerzas, servirá a la Diócesis en el ministerio de la misericordia por medio del Sacramento de la Reconciliación en la Catedral.

Conviene destacar, como un importante fruto del ministerio del padre Darío, que la Parroquia Santa María Madre de la Iglesia tiene en este momento dos diáconos camino al presbiterado. Uno es el diácono Carlos José González Carrasco, que será ordenado presbítero el 29 de enero 2022, como se anuncia en este mismo boletín; y el otro es el diácono Fabrizio Carlo Ferretti Vicuña, que en este momento está haciendo una experiencia de un año con la Comunidad del Emmanuel en una Parroquia de Marsella, Francia. Estos frutos deben multiplicarse.

Mons. Bacarreza, como lo hace siempre cuando confía la atención pastoral de una Parroquia a un nuevo párroco, expuso ante los fieles las exigentes obligaciones que asigna el derecho de la Iglesia a los párrocos y la importancia que concede el mismo derecho a la necesaria colaboración de los fieles laicos. Sin la colaboración activa de los fieles laicos es imposible que el párroco puede desempeñar su misión obteniendo frutos de conversión y santidad en la comunidad de fieles que es la Parroquia.

Por su parte el Pbro. Mauricio Zapata gobernó la Parroquia Santa Bárbara durante ocho años, entre septiembre 2012 y agosto 2020. Dada la creciente necesidad de sus servicios como Vicario Judicial, sobre todo, después de que se constituyó el Tribunal Eclesiástico Diocesano (Decreto 167/2016, 18 octubre 2016), fue relevado del gobierno pastoral de esa Parroquia para que pudiera trasladarse a la ciudad de Los Ángeles. Él retiene también este exigente cargo, lo cual hace más imperiosa la colaboración de los diáconos permanentes, de los catequistas laicos y otros fieles. La Parroquia cuenta con el valioso servicio de los diáconos permanentes Ricardo Mergarejo, Hernán Sepúlveda y Yerco San Martín.

La Parroquia Santa María Madre de la Iglesia, además de la sede parroquial, atiende las seis Capillas que detallamos a continuación, cada una con una activa comunidad de fieles, algunas de ellas en zona rural:

  • Santa Rosa de Lima (Población Basilio Muñoz)
  • San Isidro (Sector La higuera)
  • Nuestra Señora del Carmen (Sector Cerro Colorado)
  • San Sebastián (Sector El Durazno)
  • Santa Cruz (Sector Patahueicó)
  • María Reina (Sector Mortandad)

Terminada la celebración eucarística, el nuevo párroco se dirigió a los fieles para invitarlos a caminar juntos avanzando siempre al encuentro del Señor, atentos a cumplir su voluntad. Aseguró al padre Darío que esa Parroquia seguía siendo su casa y que sería siempre bienvenido.