Iglesia diocesana de Santa María de los Ángeles agradeció los 18 años de pastoreo del Obispo Emérito Felipe Bacarreza

Compartir en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

El actual Administrador Apostólico dejará la Diócesis de la Provincia del Biobio el próximo 25 de mayo, día que asumirá el nuevo Obispo Cristian Castro Toovey.

El pasado viernes 10 de mayo a las 19:30 horas, en el Templo Catedral de la ciudad de Los Ángeles se realizó una misa para agradecer los 18 años de servicio episcopal del Monseñor Felipe Bacarreza Rodríguez, quien dejará la Iglesia local luego que el Papa Francisco aceptará su renuncia al gobierno Pastoral de la Diócesis de Santa María de los Ángeles.

La Acción de Gracias congregó a todo el clero, incluidos presbíteros y diáconos, así como a Bernardo Álvarez Tapia, Administrador Diocesano de la Arquidiócesis de Concepción y a Francisco Javier Stegmaier, obispo de Villarrica. A ellos se sumaron representantes de las diferentes parroquias de la Diócesis, colegios, movimientos y comunidades de vida religiosa.

La santa misa estuvo presidida por el Obispo Felipe Bacarreza, quien en su homilía reflexionó sobre su trayectoria en Los Ángeles, comparando su partida con la despedida de Jesús a sus discípulos, destacando su deseo de seguir sirviendo en nuevos caminos. El prelado expresó: “El recuerdo que llevo de estos 18 años es imborrable, un periodo de mi vida muy largo, muy querido y muy feliz”.

Además, hizo un recuento histórico de los obispos que han liderado la diócesis desde sus inicios hasta el recién nombrado obispo Cristian Castro Toovey, agradeciendo al presbiterio, diáconos permanentes y al pueblo fiel por su apoyo constante.

Los laicos presentes se unieron para expresar su cariño y agradecimiento por los 18 años de dedicación de Monseñor Bacarreza como obispo y pastor de la diócesis de Santa María de Los Ángeles. El presbítero Fabrizio Ferretti Zañartu, último sacerdote diocesano ordenado por el Padre Obispo Felipe Bacarreza, destacó dos aspectos fundamentales de su ministerio: su incansable labor en la promoción de vocaciones sacerdotales y su profundo amor por el Sacramento de la Eucaristía, evidenciado en la erección de 5 capillas de adoración perpetua al Santísimo Sacramento. En representación de los laicos, la señora. Patricia Cifuentes compartió unas palabras de gratitud, mientras que Monseñor Álvarez, en nombre de los obispos presentes, rememoró los años de formación en el seminario junto a Monseñor Bacarreza, las misiones en Arauco y los 15 años dedicados como Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción.

La jornada culminó con una cena de despedida en la que el Obispo emérito y actual administrador apostólico de Santa María de los Ángeles compartió momentos de fraternidad y agradecimiento con el clero diocesano.

Compartir en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp