Monseñor Tomás Carrasco Cortés recibió el Orden Episcopal

Compartir en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Pastor tomó posesión de la Iglesia San Juan Bautista de Calama en el día en que en Chile se recuerda a San Alberto Hurtado.

“Una gran alegría celebrar esta ordenación episcopal y para la iglesia de Calama que recibe al padre Tomás como su nuevo pastor”. Con estas palabras el nuncio apostólico del papa Francisco, monseñor Alberto Ortega se refirió a la misión que se le encomienda a monseñor Tomás Carrasco Cortés en la celebración en la que fue ordenado como nuevo obispo para la Iglesia de San Juan Bautista.

En el Colegio Obispo Silva Lezaeta más de una veintena de obispos de todo el país se congregaron para esta fiesta, entre ellos, destacó la presencia del cardenal Celestino Aós, el obispo de la Diócesis de Santa María de Los Ángeles, Felipe Bacarreza, además de los tres anteriores obispos de la Diócesis de Calama; Cristián Contreras Molina, Guillermo Vera Soto y Óscar Blanco Martínez, además de sacerdotes, religiosos, religiosas, familia, invitados especiales y fieles los que participaron de esta celebración con la que se concretó la ordenación del nuevo pastor.

El nuncio apostólico, a quien le correspondió presidir la celebración dijo que es motivo de gran alegría para el propio padre Tomás, su familia, sus padres y la diócesis Santa María de Los Ángeles y para toda la Iglesia en Chile, pero también para la sociedad, el ordenar a un nuevo obispo, porque debe ser motivo de gozo para todos.

Apuntó que, la llamada viene de Dios, desde el origen de todo esta la gracia de Dios y su misericordia, esa es la gracia que nos acompaña durante toda su vida y que hoy se representa en su llamado al episcopado del Padre Tomás.

Resaltó que es Dios el que elige, “es un acto de misericordia de Dios, nos elige para una misión y en el caso del padre Tomás guiar al pueblo de Dios de la Iglesia de Calama, guiar con la palabra al pueblo que le ha sido encomendado y con la respuesta de la virgen María al ángel -Hágase en mí según tu palabra- que es del lema episcopal elegido por el nuevo obispo.

Recordó monseñor Ortega que fue a él, a quien correspondió dar la noticia de su nombramiento, “No temas Tomás, porque Dios como a la Virgen María te ha elegido y ante la misión que nos encomienda, es el Señor el que da la fuerza, por eso la respuesta debe ser siempre la misma, hágase en mí según tu palabra, para decir sí con confianza”.

Luego profundizó sobre las tareas del obispo a quien mencionó, es el primer evangelizador que anuncia y hace presente la buena nueva de Jesucristo, para hacer presente el amor del Señor, enseñar, guiar y santificar al pueblo de Dios que peregrina en Calama.

Que el ejemplo de San Alberto Hurtado a quien recordamos en este día sea una guía para monseñor Tomás, que el ejemplo de su amor, sobre todo a los pobres y desposeídos sea el guie la misión.

Mensaje del nuevo pastor
Luego de los ritos de ordenación, el obispo Tomás Carrasco tuvo palabras de gratitud especialmente al Santo Padre, el Papa Francisco, “por la confianza que ha depositado en mí al nombrarme Obispo para esta Diócesis. Admiro su constante testimonio y su profundo anhelo de extender el Evangelio. Estoy comprometido en seguir sus enseñanzas y guiar a nuestra Diócesis con fidelidad a la doctrina de la Iglesia, fiel Esposa de Cristo”.

“Agradezco a mis hermanos Obispos, al señor cardenal Celestino Aós, al nuncio apostólico en Chile, Mons. Alberto Ortega, quienes desde el día en que se anunció mi nombramiento como Obispo, me han hecho sentir parte del Colegio Episcopal brindándome una acogida muy fraterna. Gracias por estar presente hoy y les pido que no me dejen de acompañar y guiar en este camino que ahora comienzo”.

También tuvo especiales palabras para su familia “Gracias, papás que, aunque no pudieron estar hoy en este lugar, sé que están muy unidos a través de las trasmisiones”.

Finalmente agradeció a la Iglesia calameña, al clero, religiosos y religiosas, fieles y miembros de la comunidad diocesana que, con su apoyo, su fe y su amor por Dios y la Iglesia, me unieron desde el primer día a ustedes con su oración y acogida.

“Estoy seguro de que juntos, como una familia de creyentes, enfrentaremos los desafíos y dificultades, celebraremos las festividades y alegrías como un solo cuerpo que es el de Cristo. Así continuaremos trabajando para llevar el amor y la gracia de Dios a todos los rincones de nuestra comunidad diocesana teniendo en cuenta la rica religiosidad que caracteriza al pueblo calameño, una tierra marcada por la belleza de sus paisajes desérticos y por la profundidad de su fe, una fe que se arraiga en las tradiciones expresadas en los bailes de gratitud a Nuestra Madre del cielo”.

Al concluir la celebración el nuevo pastor de la iglesia de Calama, recibió especiales muestras de afecto de su familia, amigos, fieles de la ciudad de Los ángeles y sus alrededores que quisieron hacerse parte de esta alegría viajando miles de kilómetros, lo propio ocurrió con los files loínos que junto con felicitarlo le expresaron su deseo de un feliz ministerio episcopal.

Fuente: Comunicaciones Calama

Compartir en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp